sábado, 23 de abril de 2016

No más me digo..



No más me digo..



Y vuelvo a buscarte dentro
de ese silencio que aquieta
el latido en este pecho,
por si sigues ahí perdido
entre la vida y el sueño,
entre la carne y el viento..
que es este cántaro de Eva,
mujer e hija del olvido,
del cual tus labios bebieron
insaciables del deseo,
sus aguas de primavera 
como vástagos de invierno.




No más me digo, y te llamo
con aquella voz de arena
que se grabo en la memoria,
por si llega al otro lado
de las penumbras del tiempo
y hallará esa alegoría
que continua acariciando
el suspiro de esta boca,
el que viajaba su espalda,
no más, no más,y a las horas
me envuelvo en ese recuerdo
dentro de un lecho de niebla.



©Encarni Mejides

domingo, 10 de abril de 2016

Este amor



Este amor...




Tan mío, tan de locura...
es como viento sin calma
que se agolpa en la garganta
y pretende arrebatarle
a su boca la palabra,
este amor que ahoga el pecho
es como lluvia de mayo..
no logra llenar el vaso
pero se ansía su agua,
si bebes, bebela a tiempo..
despacio,no la malgaste.




Este amor tan de batalla
es como incendio sin tregua..
se me origina en las venas
y en los labios arde, arde..
por apagarse en su lengua,
que es como polvo de sueños
se dispersa de las manos..
desaparece en sus años,
y no alcanza ni a formarse
un contorno a la mirada,
esa en la que verme anhelo.



©Encarni Mejides

Yo no tengo la culpa..



Yo no tengo la culpa..



De todos los males del mundo,
y pareciera grito mudo..
ese tan mío y tan de nadie
el que se pierde en la vorágine..
de unos labios inánimes,
esos que para sus adentros
lo nombra, lo nombra sin tiento.



No tengo la culpa que a ratos
ese abogado del diablo,
enjuicie a este cuerpo
y condene el deseo
de poseer entre los dedos,
segundo a segundo, a minuto
un pedacito de futuro.



Y no puedo, ni me acostumbro
a no sentirlo en el pulso,
en el desgarrador latido
de este pecho rendido
al dictado de los sentidos,
a que la voz se vuelva rota
si falta el aliento en la boca.



No tengo la culpa,ni caso,
que el tiempo le dé paso..
a la memoria que no borra,
y tira a quemarropa..
al centro de todas las cosas,
ni que bajo la piel me quemes
como si te tuviese en frente.



©Encarni Mejides

domingo, 3 de abril de 2016

Y si como una pluma..




Y si como una pluma..



Pudiese desprenderme
de este pájaro ajado..
hecho de barro y tiempo,
y de nidos vacíos,
si alcanzarse a perderme
por entre los tejados
de la casa del sueño
hasta el bosque de olvido,
pasaría el camino
que es aire, que es suspiro
al filo de su boca,
como pluma, como ella..
tan pequeña, tan sola
para subir..
y bajar al compás
de la vida en su pecho.


Y si como una pluma
que es caricia de viento..
pudiese estremecerle..
toda la piel del cuerpo,
balancear me en él...
y  entre sus manos..
bendita suerte
permanecer en ellas,
en su afable cobijo,
o cuérnago de luna 
o blanca cuna
que quisiera ser una,
tan frágil, tan pequeña
cual cálamo de musa.



©Encarni Mejides