viernes, 16 de mayo de 2014

Emotional Music-Prelude of dreams



Oigo llegar
de puntilla al silencio
parpadean los ojos.

La luz del sueño
en las alas del tiempo
recorre la memoria.


©Encarni Mejides


Música:Audiomachine- Prelude of dreams
Visit their website
http://www.audiomachine.com/

A la sombra


A la sombra..



En esa esquina dormida del alba
en ese espacio donde juntos danzan..
el joven silencio y la vieja nada,
escondida bajo su falda
como una niña vergonzosa
a la que el gato se comió la lengua,
cansada de enumerar cada aliento
de conjugar sentidos con palabras..
en el cuaderno de latidos,
allí donde el sol no llega, ni asoma
y hasta el viento pasa de largo 
sin echar la vista a un lado..
detrás de la puerta de las horas,
que después de tanto emplear las alas..
y volar por los tejados del sueño
cual sonámbula de recuerdos..
al vano intento de tocar el cielo
con el extremo de los dedos,
ya no quedan por atrapar libélulas
en el filo velado de la boca.



©Encarni Mejides



Una imagen

Fotografía by onurrus


Una imagen..




Un juego de luces del tiempo
atrapadas en el cajón de sombras
en esa cámara de la memoria
que no te olvida,ni te borra
del papel etéreo de los sueños..
aunque seas una imagen vaga,
una nada intangible entre los dedos
y en el pecho un suspiro moribundo..
de esta vida falta de aliento.
del latío mudo en la boca
la vieja alabanza que sabe a gloria
aun siendo extraña mezcolanza
entre lo dulce y acerbo 
en el estómago vacío..
e hambriento del batir de mariposas,
tan sólo eso queda un recuerdo
ni un retrato o fotografía,
exánime haz en estas órbitas
que te reinventan cada día
en la necesidad que otorga
la ausencia de una esperanza tan vana,
como querer contruir en el aire
y esperar de este dispar mundo..
que nadie venga a meter las narices:
¡O por ello me llamen loca!


©Encarni Mejides



Miedo


Fotografía by CaitlinWorthington


Miedo..



A dejarme llevar por lo que siento..
por eso que late dentro del pecho
y no entiende de las razones
amoldadas al tiempo, al mundo,
que al desatar el nudo de la lengua
las palabras más que bien, hagan daño..
por el silencio de los años,
si en vez de limpiar del costal las dudas
le echara más sal a la herida
que de batallas ni perdidas..
ni ganadas está la espalda
como las ramas de un árbol vencida,
a irle en contra a la marea y al viento
pues la barquilla de las emociones
aunque navegue el mar del sueño..
va a pique, por todos lados hace agua,
naufragia en el abismo de la entraña..
despacio,sin prisa pero sin pausa,
indecisa entre si abrirle la puerta
a la primavera o cerrar de golpe..
dejando que el invierno duerma
plácidamente en los rincones
de esta vaina que llaman cuerpo,
carne, sangre y hueso, la vida..
mujer de credos y contradicciones
que lo único que sostiene por cierto
aunque titubee de pies a cabeza
es que pierde toíto el sentío
y sólo sabe amarte con locura 
a ti hombre, compañero de destinos.



©Encarni Mejides

Dejar de quererte.



Dejar de quererte...




¿Cómo hacerlo sin sentir que se muere?
sin experimentar la asfixia..
una falta de aire en el pecho 
cuando los pájaros del sueño
hallan abandonado el nido
tras cerrar ventanas a cal y canto
a cualquier atisbo de luz,
si tan sólo pensarlo duele,
golpeando el latido en las sienes
tal si mil caballos trotasen..
a riendas sueltas, sin jinetes
con el riesgo de desbocarse 
en el filo del abismo del tiempo,
concebirlo tan siquiera un segundo
es andar a ciegas la cuerda floja
entre el pasado y el futuro,
como engendrar palabras en el vientre
para abortarlas en la boca..
cuando quisiera parirlas al mundo,
o aceptar la locura al lado
y luego negarla tres veces
ante la evidencia de un cuerdo
siendo judas conmigo misma,
e intentar helar la sangre en las venas
cuando la pasión más calienta,
así como añadir piedras a un muro
donde con ímpetu combate
el viento de las emociones,
echando abajo sus razones.



©Encarni Mejides

lunes, 5 de mayo de 2014




Si la fe  de este pecho
y el  aliento en  los labios
tienen  tu nombre.



No hay sudario que acalle
el cántico de viento
entre las vértebras.



©Encarni Mejides

Aire del sur


Aire del sur




Arena, sal, gracia del cielo..
ente de esquinas y tejados
de amaneceres de sonrisas
de lágrimas de madrugá,
desconocido y a la vez viejo amigo..
de está mujer que toma de ti aliento
a bocanadas,con buen tiento,
llenado los recovecos del pecho
de oxígeno,de etér de vida, 
de esa corriente que impulsa el latido
y se hace suspiro a su lado.





¡Ay! compañero de horizontes
de figuras desdibujadas..
en ese albúm de memorias
tras las tapas de la mirada,
hablante al oído del tiempo
a veces arrullo de niño...
que en los brazos de la tierra se acuna
quedándose dormido,
otras un quejío sentío de hombre..
trotamundo de muchos nombres;
¡Qué besa con descaro las mejillas!


©Encarni Mejides


Libremente




Libremente...





Puesto que con los años he aprendido
que amarte no es callarme lo que pienso
ni dejar pasar como si tal cosa..
la vida por delante de la puerta,
es barrer todos los días la acera...
¡abrir las ventanas del patio!
para que corra el aire
y cambie de sitio las sombras,
no es guardar sueños en una maleta
olvidándola en lo alto de un ropero..
como si nunca te fuera hacer falta,
ni dejar que la mente duerma
pues cual pájaro en una jaula..
queda entumecidas sus alas..
y se muere poco a poco de pena,
nadie venga a decirme nada
de dejarme a tiras el alma
en el torrente de los versos..
hasta aquietar el brío de las venas,
para volver a su cauce las aguas
del río de las emociones..
que aniega lo más hondo de mi pecho,
o ha crucificarme a sabiendas
del porqué le grito a los cuatro vientos 
como me quitas el sentío
o acallas la locura del latío
dándome de la gloria de tu boca;
¡Ese aliento que justo necesito!



©Encarni Mejides

Sin mediar palabra..



Sin mediar palabra...





No hace falta que diga el labio
lo que guarda bajo la lengua,
si más allá de lo que nombra
el cálido aliento en el cuello..
la calor a la espalda del delirio,
esta piel habla por si sola..
de la pasión mordida de las horas
entre las sábanas de la locura,
cuando tus manos juegan en las sombras
ha abrirse camino entre mis ropas,
a explorar los confines del deseo
y a deslizarse sin mesura...
de los senos a la cintura,
a conquistar como un guerrero..
cada palmo de mi cuerpo sin tregua..
hasta alcanzar la cúspide del sueño,
ahogando el cántico de los latidos
en tus brazos tras la batalla.



Que lo que no dice la boca 
es que tú y yo nos entendemos..
en las distancias cortas.




©Encarni Mejides

Acaríciame


Fotografía by Metide


Acaríciame...




De tu boca a la mía, viento..
una rafaga de suspiros
huidos de este pecho sin tiento,
un aliento huérfano de cariño
que hambriento de tus labios
busca en ellos el abrazo del beso,
de mi cuerpo a tu cuerpo, nada
ni sombra, apenas sitio alguno
para un desbocado latío..
golpeando sin mesura las sienes,
un caballo salvaje sin dogal
si no lo acaricias o tocas,
mírate ahora como siempre
en los ojos del sueño..
y niega de la locura del tiempo,
de los porqués del pensamiento...
de los noes en la cabeza del mundo
que a nadie le va ni le viene
si nos bebemos en silencio
o a gritos devoramos el deseo
punzante en las entrañas;
¡Hasta quedarnos sin sentío!


©Encarni Mejides


Vivirte..



Vivirte...



Habitarte de pies a cabeza
de la casapuerta a la azotea..
donde anidan pájaros de anhelos,
ser la única inquilina que ronda
las habitaciones de la memoria
y corretea como chiquilla
el patio de la alegría..
ese justo en el centro del pecho
donde se arremolina el aliento
al sentir la caricia del alba.





Albergarte ahora, para siempre..
de las entrañas a la garganta,
en tu boca como la palabra..
aunque tenga que ser como ocupa,
que ya cobrará el casero del tiempo
sus recibos en desilusiones
y querrá desahuciarme del sueño
el prestamista de la amargura,
ser en ti, llenarte los rincones..
del cuerpo, del alma, de la mente.




©Encarni Mejides