martes, 30 de enero de 2018

Una pequeña gota..



Una pequeña gota..


Una pequeña gota..
encierra en si misma la vida,
yo recipiente de agua y arcilla
contengo miles en la fuente..
que bajo esta piel  se desborda
como inquieto río de tinta
cuando le llueve, llueve...
en lo profundo, dentro..
de la memoria de los tiempos.



Una pequeña gota..
contiene en la medida..
un mar de sueños en papeles,
y es una naúfraga perdida
en las orillas de está boca,
en la isla de los vientos,
en la corriente de este pecho,
donde aliento se vuelve;
¡Y los silencios toman forma!

©Encarni Mejides

Contigo..




Contigo..


Esta vida se me hizo un anhelo..
que se desmorona entre los dedos,
mientras las horas del tiempo
juegan  al despiste tras las sombras
con la luz que huye bajo la puerta,
y casquivana la madrugada
se acerca a besar la almohada,
cómplice de las quimeras..
que se cose y  descose esta loca
al dobladillo del alma.



Contigo, conozco mil maneras..
de hurtarle el aliento al viento
y hacer que se vuelva verso
su voz escondida en la tormenta,
de decirle de mil formas 
al silencio que hice a la palabra
religión en esta boca,
que no puede arrebatarme el verbo
que late dentro de las entrañas;
¡En un soliloquio, a bocanadas!


©Encarni Mejides

viernes, 12 de enero de 2018

14º



Flores ajadas
nieve en la sien del verbo,
jardín de invierno.

©Encarni Mejides

Más allá de ti...





Más allá de ti...


La vida sigue su curso
y el aliento de mi mundo
se ha quedado suspendido
en los labios del destino.


Más allá de ti un tumulto
de latidos vagabundos...
se alzan dentro de este pecho
clamando un poco de viento.



El fiel hogar de los sueños 
no le pertenece al tiempo,
y soy inquilina eterna..
detrás de sus ajadas puertas.



Y es que más allá de ti echa..
raíz la flor de la tristeza
en el jardín del delirio,
en su oscuro laberinto.



©Encarni Mejides